Tortuga mordida por un perro

Tortuga mordida por un perro - pierde parte del caparazonEn este caso recibimos en consulta una tortuga mordida por un perro.
El cuidador de este espécimen lo había adoptado poco tiempo antes, en un descuido de la familia un perro que había venido de visita logró dar con la tortuga y terminó lastimándola.
Recalcamos que la convivencia entre tortugas y perros es sumamente improbable. La gente nos suele decir que se han llevado bien toda la vida, pero lamentablemente sólo se necesita un incidente aislado para que esta tragedia ocurra. Por lo que nuestra recomendación es que TORTUGAS Y PERROS NO VIVAN EN EL MISMO LUGAR.

Con el paciente en particular se realizó el tratamiento específico, y controles periódicos en función de la evolución.

tortuga-mordida-perro-caparazon
Tortuga mordida por un perro - pierde parte del caparazon

 

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+PinterestLinkedInEmailCompartir