Salmonelosis (Salmonella spp.) en tortugas

Salmonella en tortugas - enfermedadesDentro de las zoonosis procedentes de reptiles, la Salmonelosis es sin lugar a dudas la más conocida.

Para aclarar un poco los términos podemos decir que se denominan zoonosis a las enfermedades que son transmitidas de los animales al hombre.

Salmonella spp. es una bacteria habitante normal del aparato digestivo de los animales y el hombre, presentando alrededor de 2400 serovariedades diferentes, siendo solo algunas patógenas al hombre.

El microorganismo se aisló no solo de reptiles sino que también se encuentra en  mamíferos salvajes y domésticos, aves e insectos.

Aunque puede sobrevivir por largos períodos en el medio ambiente, es el estado de portador  (animales que presentan la bacteria en su organismo pero que no se enferman) el que provee la mayor fuente de infección para los animales y los humanos.

Salmonella en tortugas - enfermedades

En reptiles la infección por Salmonella usualmente no muestra signos de enfermedad, y la relación suele ser saprofí­ta (convive con el animal), por ello es que nos encontramos con animales que no muestran ningún signo de enfermedad pero sí pueden enfermar al hombre.

En algunos estudios se encontró que las tortugas están infectadas un 12%, las serpientes un 16% y los lagartos un 36%.

En las personas adultas y sanas, la enfermedad produce solamente cuadros gastrointestinales, mientras que para los niños e individuos inmunosuprimidos supone un gran riesgo. Los síntomas en humanos incluyen: dolor abdominal, calambres, diarrea, disenterí­a, nausea, vómitos y fiebre. Complicaciones serias, semejantes a meningitis o abscesos cerebrales, pueden ocurrir en casos de Salmonella en niños pequeños.

La importancia zoonótica de la salmonelosis fue reconocida en EE.UU. desde la década del 60 cuando un niño de siete meses adquirió la enfermedad de una tortuga que mantení­an como mascota;anteriormente, en 1946, ya se habí­a descubierto el riesgo potencial al aislar Salmonella spp. de tortugas.

Salmonella en tortugas - enfermedades

En esos años, estudios epidemiológicos demostraron que el 14% de los casos de salmonelosis en Estados Unidos provenían de infecciones a partir de tortugas.

Hay que tener en cuenta que en aquellos años era muy popular la tenencia de tortugas acuáticas, las que al habitaren reptileras con agua tibia encontraban un medio de cultivo apto para la proliferación del microorganismo. El contacto de los niños con esas tortugas provoca el contagio y la enfermedad.

Por ello es que a la pregunta habitual de si las tortugas de tierra pueden contagiar salmonella, la respuesta es que es muy posible, sobretodo en aquellas tortugas mantenidas en reptilarios. También, al ensuciar el caparazón con su materia fecal, hace posible que las bacterias queden en piel pudiendo de esta manera ser también una fuente de contagio.

Resulta fundamental evitar la manipulación de reptiles por niños, ancianos e inmuno suprimidos y de hacerlo, higienizarse bien las manos para evitar esta enfermedad.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+PinterestLinkedInEmailCompartir